“Por toda la tierra saló Su voz, y hasta el extremo del mundo Sus Palabras”.   Salmos 19:4


NACE UN NUEVO DEPARTAMENTO

 

Este pasaje, que forma parte de un cántico del Rey David, nos deja ver lo que él piensa de la Grandeza y Mangnificencia de nuestro Dios, al punto de plantear que la voz de Dios llenaría toda la tierra. Sin duda alguna, esto se ha cumplido hasta el día de hoy; las buenas nuevas de salvación, han sido proclamadas por todos los rincones, y lo seguiremos haciendo, hasta el día que seamos levantados de aquí.

Realizando esta labor, llegó a Colombia la misionera Sallie Lemons, quien a finales del año 1952, con el deseo de mantener informados a los obreros, pastores e iglesia en general, procedió a a recopilación y publicación de un folleto, que contaba los avances de la Obra del Señor Jesucristo en el país, al que denominó “El Obrero Colombiano“.

Tal vez, sin proponérselo, solo con el anhelo de mantener comunicación con el pastorado y la Iglesia en Colombia, nace una revista como órgano informativo oficial, que ha sido, es y seguramente seguirá siendo de gran bendición para la IPUC.

Después de algunas inquietudes y sugerencias por el nombre que tenía el folleto y las circunstancias político – sociales que vivía la nación en ese tiempo, el hermano Campo Elías Bernal le cambió el nombre, denominándose “El Heraldo de la Verdad“.

El 20 de Octubre de 1955, salió la primera edición de aproximadamente unos cien ejemplares. Hay que destacar que con el Heraldo de la Verdad la publicación dejo de ser un folleto y pasó a ser una revista, sacándose mil ejemplares.

Para el año 1963, ya se imprimían cinco mil ejemplares, así fue creciendo año tras año, de tal manera que e 2011, se llegó a imprimir en un solo tiraje cuarenta mil ejemplares. Eso se debió al interés de la Iglesia por dar a conocer el mensaje.

Como es natural, han sido muchos los problemas y dificultades que se han enfrentado; sin embargo en medio de todo ello, hemos visto la Poderosa Mano del Señor Jesucristo sacándonos adelante.

Es así como en el año 1975 se adquiere una imprenta, para facilitar la reproducción impresa y se comienza a pensar en un departamento de publicaciones de la Iglesia. Este departamento, nace a mediados de 1977, la tarea fue ardua y permanente. El propósito era dar a conocer nuestras noticias, y las nuevas de salvación. Lamentablemente y como consecuencia de diversas circunstancias, en el año 2002 se tomó la decisión de liquidar la Fundación Casa de Publicaciones. Hubo que cancelar a los acreedores, dar en pago la imprenta, pero con todo, se siguió produciendo material escrito.

Ya en el año 2011 con motivo de la reestructuración del reglamento interno de la IPUC, se da por finalizada la función del Departamento de Publicaciones y, en enero de 2012, nace el DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES – DECOM, formado por cuatro áreas:

Medios Escritos

Medios Audiovisuales

Medios Digitales

Relaciones Públicas y Difusión

Sesenta años después, de que una mujer iniciara el trabajo, el nuevo departamento se perfila lenta pero firmemente. Continuemos orando al Señor Jesucristo pidiendo Su respaldo para el DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES – DECOM, así como la provisión para su buen desarollo. Ya son sesenta años de los medios escritos como órgano informativo de la IPUC y cincuenta y siete como el Heraldo de la Verdad.

Video Institucional DECOM